Facebook

Ocho motivos por los que querrás hacer deporte

Published : 10/02/2015 18:10:15
Categories : Notícies Rss feed , salud Rss feed

El sedentarismo es uno de los grandes problemas de la sociedad contemporánea: el trabajo, las prisas, el estrés, el ritmo acelerado que llevamos en nuestro día a día, nos hacen olvidar aquello más básico e importante para el bienestar de las personas, como es realizar actividad física. Y es que hacer deporte no debería ser una opción, sino un hábito rutinario para cuidar nuestra salud, del mismo modo que lo es llevar una dieta sana.

Por este motivo, en el post de hoy vamos a hablar de los ocho beneficios –tanto biológicos como psicológicos– de realizar actividad física, ya sea en mayor o menor intensidad.

1. Reduce el riesgo de muerte prematura, previniendo enfermedades cardiovasculares y reduciendo el colesterol
2. Disminuye el riesgo de desarrollar diabetes, aumenta los niveles del colesterol bueno y disminuye los triglicéridos. Además, mejora la tolerancia a la glucosa y disminuye la resistencia a la insulina
3. En el área emocional, nos proporciona una mayor sensación de bienestar, aumenta la autoestima, mejora el desempeño en el trabajo y reduce la depresión y la ansiedad.
4. Mejora la función cardiovascular y respiratoria, aumenta el consumo máximo de oxígeno, mejora el suministro de sangre a los músculos, disminuye el pulso y la presión arterial
5. Mantiene tus músculos sanos, mejora la flexibilidad así como la fuerza muscular y la de los tendones y ligamentos
6. Mantiene los huesos sanos, hecho que nos puede prevenir de enfermedades como la osteoporosis o la osteoartritis
7. Ayuda a dormir mejor y más profundamente, lo que repercute en una mejor concentración, rendimiento y estado de ánimo durante el día
8. Mejora la vida sexual, disminuyendo problemas de disfunción eréctil

Finalmente, no olvidéis tomar ciertas precauciones, sobre todo, si hace tiempo que el sedentarismo es vuestro pan de cada día, como por ejemplo, empezar a hacer ejercicio de forma moderada (¡ya iréis aumentando la intensidad poco a poco!), cuidar la hidratación antes, durante y después del ejercicio y, especialmente, acudir al médico si veis cualquier dificultad física anormal.

 

Fuente: Vida y Salud

Share this content